5 Consejos para mejorar sus paisajes marinos

Gracias por compartir!

El término paisaje marino se utiliza para describir un subgénero de la fotografía de paisajes, donde el sujeto es (o está compuesto por) el mar, la playa o el océano. Al igual que en la fotografía de paisajes, hay una cierta cantidad de planificación para tener un buen día en el mar.

Estos son algunos consejos para ayudarle en su próxima excursión salada.

1. Ángulos y perspectivas

¿Cómo quieres contar tu historia del paisaje marino?

Existe la opción obvia de disparar al nivel del mar. Debe incluir elementos de primer plano para dar a su escena algo de profundidad e interés.

Si tienes un terreno más alto, úsalo para una perspectiva diferente.

Cuando disparas desde arriba, eres capaz de capturar las formas de la costa a tu favor. Estos incluyen la línea de costa, los bordes de los acantilados u otros afloramientos rocosos, y la forma en que la tierra y el mar se encuentran. El océano funciona bien como su primer plano o terreno intermedio en el marco. Usa las texturas que te rodean también en diferentes ángulos.

La mayoría de los paisajes marinos se toman en ángulos amplios para capturar toda la escena. Las olas también hacen imágenes interesantes del paisaje marino. Puede hacerlo utilizando un teleobjetivo o metiéndose en el agua con la cámara debidamente alojada en un estuche subacuático. Esto último no es tan fácil porque requiere un nivel de habilidad totalmente diferente.

2. Velocidad de obturación

Dado que los paisajes marinos se basan en el agua o en el uso del elemento agua en su composición, la velocidad de obturación es una consideración importante. En paisajes normales, la velocidad del obturador afecta sobre todo al cielo, mientras que en la fotografía de paisajes marinos se introduce otro elemento de movimiento importante. Así, aprender a fotografiar el agua, y cómo la velocidad del obturador la afecta, será un gran paso hacia sus paisajes marinos. Puede congelar esas olas que chocan en el tiempo o hacer exposiciones más largas para obtener un resultado final de agua suave y sedosa. Todo depende del resultado deseado.

3. Persiguiendo mareas

Cuando sales a fotografiar paisajes, lo más probable es que compruebes el pronóstico del tiempo de antemano.

Para paisajes marinos, es una buena idea revisar también los horarios de mareas altas y bajas. Las mareas pueden mejorar las características interesantes de la tierra en su localidad. Algunas áreas pueden funcionar bien con mareas altas y bajas, mientras que otras sólo son accesibles durante la marea baja. Esta es una buena razón por la que explorar un lugar ayuda a planificar su salida.

Del mismo modo, fotografiar la misma zona en diferentes horas de marea también puede ser un proyecto fotográfico interesante.

Las piscinas de marea también son grandes objetos en primer plano y, como ventaja, también pueden ser reflectantes.

4. ¿Cómo de mojado?

A veces es necesario mojarse los pies para captar completamente la belleza del océano. Otras veces, es posible que hasta se meta hasta las rodillas. Sin embargo, el agua salada es el enemigo natural de la electrónica, así que mantenga su equipo seguro y, lo que es más importante, ¡a usted mismo!

Es mejor disparar olas estrelladas desde lejos. Si se atreve a acercarse, elija una posición seca y segura y pídale a alguien que le ayude a buscar olas pícaras. Las rocas mojadas pueden ser resbaladizas, así que tenga cuidado al caminar sobre ellas.

Mantener su equipo seco también es un desafío, especialmente el lente frontal de la niebla de mar. Bolsas de plástico o fundas impermeables y paños de microfibra son muy útiles!

Los trípodes en el océano son algo difícil de maniobrar con los flujos y reflujos de las olas, pero una vez que se consigue una base sólida, todo está listo.

Si está disparando en la playa, use pies de trípode o implante los pies un par de centímetros en la arena para aumentar la estabilidad.

Cuando dispare al mar, lave su trípode con agua fresca tan pronto como pueda. Tenga en cuenta que la sal y la arena pueden penetrar en las articulaciones de las patas/extensores y afectar las características de deslizamiento y bloqueo.

¿Te metes en el agua la mayoría de las veces? Entonces una buena recomendación es conseguir un trípode barato y robusto que sea reemplazable. Si no es así, tendrá que desmontar el trípode para limpiarlo correctamente.

5. Reflexionemos

¿Qué podría ser mejor que un cielo increíble? ¿Qué tal su reflejo en una gran masa de agua?

La magia de los reflejos es real, y una extensión del océano proporciona una oportunidad fantástica para capturarla. Cuando utilice otros elementos en primer plano, como las rocas, esté atento a las piscinas y charcos que se forman dentro de ellas para añadir un poco más de interés.

La arena húmeda y las rocas también pueden ser reflectantes cuando las olas retroceden o cuando la marea está baja. Todos estos elementos pueden unirse para crear una composición impresionante. Las rocas húmedas son otra razón para salir a disparar después de la lluvia.

Conclusión

Los paisajes marinos definitivamente valen la pena. El océano siempre está cambiando, y se pueden obtener capturas totalmente diferentes al amanecer y al atardecer o entre mareas altas y bajas.

Los paisajes marinos también funcionan durante el día cuando el sol está alto y están realzando esos hermosos azules y verdes oceánicos, a diferentes profundidades.

Planifique con anticipación lo que desea capturar. ¿Qué ángulos son interesantes? ¿Puedes hacer algo diferente de lo que se ha hecho antes?

Cuando se moje los pies, hágalo con seguridad tanto para usted como para su equipo. Pero sobre todo, ¡diviértete! Respeta el océano y podrás crear imágenes increíbles mientras escuchas su banda sonora.

Gracias por compartir!


También Puede Interesarte

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

shares